miércoles, 22 de octubre de 2014

Empanada marinera

Después del paréntesis del verano, volvemos con el reto Gastro@migos apostando fuerte por las empanadas, empanadillas, crestas y todas sus variantes.
 
Esta vez yo aporto una empanada marinera que me recuerda a esos días de verano disfrutando del mar, del rumor de las olas y la olor a salitre. Dejando el verano atrás, y con la llegada del otoño, vamos llenando la despensa de conservas, y de ahí he utilizado esta vez los ingredientes principales, de las lastas de conservas que nos solucionan más de un apuro y sabiéndolas utilizar salen grandes recetas, como ésta.

 
 
 
 
 
Ingredientes
 
450 gr de harina
3 cucharadas de manteca de cerdo
1 huevo
1 nuez de levadura fresca (12 gr aprox.)
50 ml de agua
50 ml de aceite
50 ml de vino blanco
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de pimentón
1 cucharadita de orégano
 
Para el relleno
2 dientes de ajo
3 cebollas moradas
1 pimiento rojo
2 pimientos verdes
3 tomates maduros
1 lata de sardinillas
2 latas de mejillones en escabeche
Sal y pimienta
 
1 huevo para pincelar la superficie
 
 
Preparación
 
Empezamos preparando la masa para la empanada. Para ello, vertemos en la thermomix el agua, el aceite, el vino blanco, la manteca y la sal. Programamos 2 minutos a 40ºC y velocidad 2. A continuación, añadimos la harina junto con la levadura, el huevo, el pimentón y el orégano. Programamos 2 minutos más a velocidad espiga.
Retiramos la masa a un bol y la dejamos reposar tapada con film durante un mínimo de 30 minutos.
 
Mientras, preparamos el relleno. En una sartén con un chorrito de aceite, pochamos el ajo picado junto con las cebollas en juliana y los pimientos troceados. Dejamos pochar unos minutos y agregamos el tomate rallado. Salpimentamos al gusto, añadimos el líquido del escabeche de los mejillones y dejamos cocinar a fuego medio hasta que todo esté transparente. Reservamos.
 
Pasado el tiempo de reposo de la masa, la dividimos en dos porciones y estiramos una de ellas con un rodillo sobre una superficie ligeramente enharinada hasta que esté fina. Disponemos la masa sobre la bandeja donde vayamos a hornearla y recortamos los bordes para que quede de forma regular.
 
Disponemos el sofrito en la base de la masa sin llegar a los bordes y encima colocamos el resto de ingredientes, las sardinillas, los mejillones y el bonito desmenuzado.
 
Estiramos la otra porción de masa y la disponemos encima de la empanada, recortando también los bordes de manera que quede de igual tamaño que la base. Unimos los bordes pellizcando con los dedos de manera que la empanada quede bien cerrada. Hacemos un agujero en el centro y con los restos de masa que hemos recortado decoramos la superficie al gusto.
 
Pincelamos la superficie con el huevo batido y horneamos a 190ºC durante 25-30 minutos o hasta que la superficie y la base de la empanada estén cocinadas. Si vemos que la superficie se dora rápidamente, tapamos con papel de aluminio.
 
Sacamos del horno y la podemos servir tanto caliente como fría, de ambas manera resultará igualmente buena.
 
 
NOTA: Podemos añadir el líquido del escabeche de los mejillones también a la masa y substituir el pimentón. Yo me acordé cuando la masa ya estaba reposando, así que para no desperdiciarlo se lo añadí al sofrito para que le diera sabor.
 
 




 
El relleno puede ser al gusto, y si lo deseamos podemos añadir unos berberechos o cualquier otro fruto del mar.





No dejéis de visitar las propuestas de mis compañeros.
 
Silvia, Chez Silvia
 
 
 
 
 
 
 
.

lunes, 6 de octubre de 2014

Pasta integral estilo thai con brócoli y anacardos


La pasta es un alimento básico en nuestra alimentación ya que aporta la energía suficiente para afrontar las actividades diarias, y se puede combinar con un sinfín de ingredientes.
 
Esta vez con brócoli y unos anacardos salteados al estilo thai.
 
 



 
Ingredientes
 
400 gr de spaghetti integrales
1 brócoli
2 dientes de ajo
1 cebolleta
Anacardos
1 cucharada de vinagre de arroz
1 cucharada de salsa de soja
1 cucharada de mostaza en grano
 
 
Preparación
 
Cocemos la pasta en abundante agua salada hasta que esté al dente, aproximadamente unos 8 minutos. Escurrimos y reservamos.
 
En una sartén con un chorrito de aceite, pochamos el ajo picado junto con la cebolleta cortada en brumoise. Cuando esté la cebolleta transparente incorporamos el brócoli cortado en ramitas y salteamos unos minutos. A media cocción, añadimos tanto el vinagre de arroz, la salsa de soja y la mostaza. Dejamos cocinar hasta que el brócoli esté al dente, es decir, que al morderlo tenga una cierta resistencia. Incorporamos los anacardos picados groseramente y mezclamos.
 
Incorporamos la pasta al brócoli y salteamos todo junto unos segundos para mezclar los sabores.
 
Servimos immediatamente.









.

jueves, 2 de octubre de 2014

Galletas de coco y nueces

Si en la entrada anterior comentaba que con la llegada del otoño me da por hacer conservas, otra de las cosas que me apetece con el cambio de temporada es hornear.
 
Y así sin más, surgieron estas galletas, totalmente adictivas y deliciosas. En pocos minutos podemos disfrutar de unas pastas ideales para acompañar el café de media tarde.
 
 



Ingredientes
 
175 gr de mantequilla
100 gr de azúcar
200 gr de harina
1 huevo
1 cucharadita de levadura
40 gr de coco rallado
150 gr de nueces
 
 
Preparación
 
Mezclamos con unas varillas la mantequilla punto pomada junto con el azúcar y el huevo, hasta que esté cremosa. A continuación, añadimos la harina tamizada y la levadura y mezclamos bien hasta conseguir una mezcla homogénea.
 
Introducimos las nueces picadas groseramente y el coco rallado y volvemos a mezclar hasta integrar.
 
Dejamos la masa reposando en la nevera durante 30 minutos aprox. Pasado este tiempo, hacemos bolas del mismo tamaño y las colocamos en la bandeja del horno separadas, ya que durante la cocción crecerán ligeramente.
 
Horneamos a 180º durante 12-15 minutos o hasta que estén doradas.
 
Dejamos enfriar sobre una rejilla antes de consumir.
 
 
 
 
 
 
 
.


martes, 30 de septiembre de 2014

Bonito del norte en conserva

No sé si será por la nostalgia que evoca el otoño pero con la nueva temporada me gusta llenar la despensa de conservas para ir dosificándolas y disfrutándolas durante todo el invierno. Será por qué en otra vida fui hormiguita? Sea como fuere hace un par de meses que preparé estas conservas de bonito y ahora ya ha llegado el tiempo de poderlas disfrutar.
 
El bonito se pesca en época estival, siendo su temporada alta de consumo entre junio y octubre, así que todavía se puede encontrar algún ejemplar a buen precio en las pescaderías.
 
Animaros, que merece la pena!
 
 
 
 
 
Ingredientes
 
2 lomos de bonito del norte 1,5 quilo aprox. (limpios de piel y espinas)
1 litro de aceite de oliva sabor suave
1 hoja de laurel
8-10 bolas de pimienta variada
Sal
 
 
Preparación
 
Disponemos los lomos limpios de bonito y los cortamos a trozos de 3/4 partes de la longitud de los tarros que vayamos a utilizar para la conserva. Salamos el pescado al gusto.
 
En una cazuela, vertemos el aceite junto con la hoja de laurel y las pimientas y calentamos a fuego medio hasta que empiecen a formarse burbujitas o hasta que alcance una temperatura de 65-70ºC. Mantenemos el aceite a esa misma temperatura durante toda la cocción. Colocamos los trozos de bonito con cuidado en la cazuela de manera que todos queden cubiertos por el aceite y dejamos confitar durante unos 10-12 minutos.
 
Pasado este tiempo, retiramos los trozos de bonito y los colocamos cómodamente en los tarros de cristal. Llenamos los tarros con el mismo aceite hasta el borde y cerramos bien.
 
Procedemos a hacer el proceso de vacío, para ello los disponemos boca abajo en una cazuela y colocamos un paño alrededor de los botes para evitar que choquen durante la cocción. Llenamos de agua y llevamos a ebullición durante unos 20 minutos.
 
Dejamos enfriar por completo y reservamos en un lugar fresco durante 2 meses para que se intensifique el sabor, yo los guardo en la nevera.
 
Pasados los 2 meses de reposo, ya los podemos consumir, en montaditos, ensaladas, con verduras salteadas, como rellenos... hasta donde la imaginación alcance.
 
 
NOTA: El método de confitado se empleaba tradicionalmente para conservar los alimentos, aunque actualmente se ha convertido en una técnica moderna usada para cocinar los alimentos en su propio jugo y a baja temperatura, oscilando entre los 65 y los 90ºC dependiendo del alimento.
Se puede aromatizar el aceite con hierbas y especias tipo romero, tomillo, clavo... al gusto. Yo no he abusado demasiado de las hierbas para no emmascarar el sabor del bonito.
 











.

viernes, 26 de septiembre de 2014

Trufas tradicionales


Os dejo con un dulce bocado para que disfrutéis de las sobremesas del fin de semana.
 
Unas trufas siempre son un capricho sencillo y elegante con las que deleitaremos a nuestros invitados. Os recomiendo tener siempre unas pocas en el congelador y sacarlas cuando sean necesarias, para un momento de debilidad o para una visita sorpresa.
 
 

 
 
 
 
 
Ingredientes
 
150 gr de chocolate negro Nestlé Postres
150 gr de chocolate con leche Nestlé Postres
100 ml de nata
50 ml de brandy, whisky o cualquier licor al gusto (opcional)
 
Cacao en polvo Valor para espolvorear
 
 
Preparación
 
Vertemos la nata en la Thermomix y programamos 4 minutos a 100º y V.2. A continuación, añadimos el chocolate troceado y programamos V.9 hasta que esté totalmente triturado durante unos segundos. Incorporamos el licor y mezclamos unos segundos más a V.6.
 
Retiramos la mezcla a un recipiente y dejamos enfriar toda la noche en la nevera o bien durante 1 hora en el congelador para que se solidifique y podamos manipular con facilidad.
 
Pasado este tiempo, cogemos una porción de la pasta y hacemos bolas del tamaño bocado, con ayuda de dos cucharas o con las manos. No importa si salen bolas irregulares, es más, será la nota que indica que son artesanales.
 
Pasamos las bolas por el cacao en polvo y las colocamos sobre unas cápsulas de papel para evitar que se peguen. Dejamos en el congelador y las sacamos un rato antes de servir.
 
 
NOTA: Si no se dispone de Thermomix y de ningún robot de cocina, procedemos a calentar la nata en un cazo a fuego medio y cuando empiece a hervir, retiramos del fuego e incorporamos el chocolate. Mezclamos hasta que éste esté totalmente fundido con el calor residual y vertemos el licor mezclando bien. Seguimos el mismo procedimiento para hacer las bolas.
Se pueden rebozar de cacao en polvo, virutas de chocolate, coco rallado, crocanti de almendra... al gusto y hasta donde la imaginación llegue.
 
 

 
 
 
 
 
 



.

lunes, 22 de septiembre de 2014

Hamburguesa de pavo con chutney picante

Si el otro día os presentaba los panecillos, hoy le toca el turno a las hamburguesas. Bien es sabido que este tipo de bocadillos permite multitud de combinaciones según nuestros gustos, unas más atrevidas y arriesgadas y otras más clásicas. En este caso, la suavidad de la carne de pavo hace un tándem perfecto con el chutney picante de pimientos.
 
Una propuesta de fast food casera y de calidad para participar en Memòries d'una cuinera.

 
 
 
 
 

Ingredientes
 
500 gr de muslo de pavo deshuesado
2 cucharadas de cebolla frita
2 cucharadas de alcaparras
1 huevo
 
1 aguacate
Queso fresco de cabra
 
 
Preparación
 
Picamos a cuchillo la carne de pavo deshuesada hasta conseguir trozos pequeños. Mezclamos la carne junto con las alcaparras, y el huevo, hasta conseguir una mezcla integrada. A continuación añadimos la cebolla frita y mezclamos.
 
En una plancha hacemos las hamburguesas con ayuda de un aro metálico. Rellenamos los aros con una porción de carne y aplastamos con una cuchara para conseguir una hamburguesa compacta. Cocinamos a fuego medio hasta que esté dorada por un lado, retiramos el aro y con cuidamos damos la vuelta a la hamburguesa hasta dorar por el otro lado. Proseguimos de igual modo con el resto de las hamburguesas.
 
Cortamos los panecillos por la mitad, colocamos el aguacate laminado en la base, la hamburguesa encima, luego una capa de queso y por último una cucharada de chutney.
 
 
NOTA: con esas cantidades de carne, me salieron 7 hamburguesas. Si no las consumimos en el momento, formamos las hamburguesas y las congelamos encima de un plato hasta que estén completamente congeladas para que no se deformen y luego metemos en una bolsa de congelación.
He utilizado la parte del muslo ya que es más jugosa que la pechuga. Si se desea se puede utilizar mitad y mitad.
 
 









.

jueves, 18 de septiembre de 2014

Butifarra mar & montaña con setas y gambas

Ya ha empezado la temporada de setas y parece ser que este año va a ser productivo en cuanto a su recolecta. Durante el puente de la semana pasada entre mi padre y mi hermano trajeron alrededor de 7 quilos de rovellons o níscalos, la mayoría de ellos han ido al congelador para poder degustarlos durante el invierno, pero me reservé unos pocos para esta receta de domingo.
 
Un mar y montaña en toda regla.
 
 

 
 
 
 
Ingredientes
 
1 butifarra grande del Pirineo
12 gambas
400 gr de rovellons o níscalos
1 cebolla
2 dientes de ajo
2 tomates
1/2 vaso de brandy
500 ml de caldo o agua
Romero fresco
Perejil fresco
Sal y pimienta
 
 
Preparación
 
Empezamos preparando el fumet de gambas, para ello las pelamos retirando tanto la cáscara como las patas. Con cuidado retiramos el intestino dejándolas totalmente limpias y reservamos. En un cazo con un chorrito de aceite rehogamos la cebolla cortada a dados. Cuando esté medio pochada añadimos los tomates a dados y las cáscaras de las gambas. Presionamos bien las cabezas para facilitar que salgan todos los jugos de las gambas y dejamos cocer unos minutos hasta dorar. A continuación, vertemos el brandy y dejamos que evapore el alcohol. Añadimos el caldo, salpimentamos y dejamos cocer durante 10-15 minutos a fuego medio.
 
Seguidamente trituramos el fumet hasta conseguir un caldo fino. Colamos para eliminar todos los restos de las cáscaras y reservamos.
 
En una cazuela a parte, doramos ligeramente el ajo picado y añadimos las setas limpias y troceadas junto con el romero picado. Agregamos medio vaso de agua y dejamos cocer durante 5 minutos. Retiramos las setas y las reservamos. En la misma cazuela con un chorrito de aceite, freímos la butifarra entera, y cuando empiece a dorarse la cortamos en trozos. Si cortamos la butifarra en crudo, al freírla se deshace. Cuando la butifarra esté dorada por fuera pero rosada por dentro, bajamos a fuego medio, añadimos las setas y vertemos el fumet de gambas reservado. Dejamos cocer a fuego bajo-medio durante 20 minutos. Pasado este tiempo apagamos el fuego y dejamos reposar un rato antes de servir para concentrar los sabores.
 
En una sartén salteamos las gambas.
 
Emplatamos la butifarra junto con las setas y coronamos con las gambas salteadas. Espolvoreamos con perejil fresco.
 
 











.

Quizá te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
? 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18