lunes, 31 de marzo de 2014

Conejitos de brioche

Quien no ha comido unos bollitos de brioche alguna vez? Pero quien los ha comido en forma de conejito? Son ideales para Pascua y serán igualmente apetecibles tanto para acompañar con dulce, salado o porqué no, solos.
 
Eso si, son tan monos que dan pena de hincarles el diente.
 
 
 
 
 
 
Ingredientes

400 gr de harina
50 gr de azúcar
30 gr de mantequilla
150 ml de leche
3 yemas de huevo
1 nuez de levadura fresca
Una pizca de sal
 
Total: 9 conejitos (según tamaño)
 
 
Preparación
 
Vertemos la leche en el vaso de la Thermomix, la sal, el azúcar y la mantequilla. Programamos 1 minuto a 40º y velocidad 2. A continuación, añadimos las yemas de huevo y la levadura desmenuzada. Mezclamos unos segundos a velocidad 2.

Agregamos la harina, programamos 20 segundos a velocidad 6 y amasamos durante 1 minuto a velocidad espiga.

Sin Thermomix
El orden de los ingredientes será el mismo pero el amasado será a mano. En este caso la leche la podemos calentar en el microondas hasta entibiar.
 
A partir de este punto el procedimiento será igual para con Themomix o sin.
Dejamos reposar la masa en el mismo vaso tapado durante 2 horas o hasta que doble el volumen.
Pasado este tiempo, retiramos la masa, desgasificamos y damos forma.
Cortamos una porción de masa, hacemos un churro largo, le damos forma de 8 pero sin cerrar por la parte de arriba (serán las orejas del conejo) dándole dos vueltas en el centro y separamos los extremos superiores. Cortamos otra porción de masa más pequeña, le damos forma de bola y la colocamos en el centro del círculo formando la cola del conejo. Procedemos hasta acabar con la masa.

Colocamos los conejitos en una bandeja de horno, dejamos reposar durante 1 hora, no importa si no doblan el volumen, durante el horneado acabarán de crecer.

Pincelamos cada conejito con leche y horneamos a 200º durante. 10-12 minutos o hasta que la superficie esté dorada.
Dejamos enfriar sobre una rejilla.

 









.

miércoles, 26 de marzo de 2014

Muffins salados al estilo griego

Me apetecía mucho hacer muffins en versión salado desde hacía tiempo y por fin me he decidido con éstos al estilo griego. Esta es mi propuesta para el reto de Gastr@migos.
 
 
 
 
 
Ingredientes
 
200 gr de harina
1 huevo
250 ml de leche evaporada Ideal
90 ml de aceite de oliva
1 berenjena mediana asada
10 tomates secos
150 gr de queso feta
2 1/2 cucharaditas de levadura en polvo
1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
Orégano
Sal y pimienta
 
 
Total: 12 muffins (según tamaño)
 
 
Preparación
 
Empezamos asando la berenjena, para ello la envolvemos en papel de aluminio y la horneamos a 200º durante 45 minutos o hasta que esté tierna. La sacamos del horno, la dejamos enfriar y le retiramos la piel. Este paso se puede hacer con antelación.
 
En un bol con agua fría hidratamos los tomates secos durante un mínimo de 20 minutos.
 
Para los muffins, mezclamos el huevo junto con la leche evaporada y el aceite. A continuación, añadimos la berenjena asada picada, los tomates hidratados picados y el queso feta desmenuzado. Mezclamos bien e incorporamos la harina tamizada junto con la levadura y el bicarbonato.
 
Salpimentamos y añadimos el orégano, al gusto. Mezclamos todos los ingredientes hasta integrar.
 
Protegemos los moldes con papel de horno o con cápsulas y los rellenamos con la masa hasta llegar a 3/4 partes de su capacidad.
 
Horneamos a 180º durante 30 minutos. Pasado este tiempo, pinchamos con un palillo para verificar que están bien horneados.
 
Dejamos enfriar sobre una rejilla.
 
Servimos los muffins con la salsa tzatziki. A disfrutar!
 
 
NOTA: es todo un acierto acompañarlos con la salsa tzatziki, salsa griega a base de pepino y yogur que le aportará frescura. Otra opción es acompañarlos con otra salsa al gusto o solos.
 
 
 





No os perdáis las recetas del resto de gastro@migos.

Neus, Cocinando con Thermomix
Silvia, Chez Silvia
Dolorss, La cuina de la Dolorss
Gemma, Cuinant a Canet
Carmen, Dulces bocados
Eri, La cuina de l'Eri
Dolores, Mi gran diversión
Miquel, Les receptes del Miquel





.

jueves, 20 de marzo de 2014

Arancini {Croquetas de arroz sicilianas}

Los arancini son unas croquetas de arroz típicas de Sicilia. Se elaboran con una mezcla de arroz, queso y se suelen rellenar o bien con ragú, salsa de tomate o guisantes.
 
Yo como siempre, las he adaptado a los ingredientes que tenía a mano en ese momento y he utilizado el tomate como salsa de acompañamiento. Son un bocado de aprovechamiento, para cuando hacemos arroz hervido de más que mezclado con otros restos hacen estas bolitas deliciosas. Aunque no hay que esperar a tener sobras, si la gula os aborda se pueden hacer expresamente para la ocasión.
 
Esta es mi aportación para el reto mensual de Memòries d'una cuinera.
 
 
 
 
 
Ingredientes
 
250 gr de arroz hervido
60 gr de guisantes
50 gr de jamón
75 gr de queso rallado (Edam, mozzarella...)
 
Harina para rebozar
Pan rallado con ajo y perejil para rebozar
1 huevo
Un chorrito de leche
 
 
 
Preparación
 
Hervimos el arroz en abundante agua salada durante 20 minutos. Escurrimos y dejamos enfriar. Escaldamos los guisantes en agua hirviendo durante unos minutos, escurrimos.
 
En un bol mezclamos el arroz junto con los guisantes, el jamón troceado y el queso rallado.
Hacemos bolas compactas apretando bien con las manos para evitar que se desbaraten.
 
Batimos el huevo y le añadimos el chorrito de leche. Las pasamos por la harina, el huevo batido y el pan rallado.
 
Freímos los arancini en una sartén con aceite caliente hasta que estén dorados y crujientes por fuera. Retiramos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
 
Servimos con la salsa de tomate.
 
 
NOTA: es importante que al hacer las bolas queden bien prietas para que no se desbaraten a la hora de rebozarlas y posterior fritura.
A mi me gusta añadir un chorrito de leche al huevo cuando lo empleo para rebozados. Queda un rebozado más jugoso y crujiente, es opcional.
 
 












.

lunes, 17 de marzo de 2014

Tortitas con crema irlandesa de Baileys {St. Patrick's Day}


Hoy 17 de marzo es el día de San Patricio o St. Patrick's Day, patrón de Irlanda, y todo el país se tiñe de verde para celebrar la fiesta nacional de su patrón. Las imágenes más representativas de este día son el trébol, el color verde y un adorable bufón que se pasean a sus anchas por las calles de Dublín, la capital irlandesa.
 
Para ello, he querido rendir mi pequeño homenaje con estas tortitas. Sí, ya se que las tortitas son más bien americanas, pero su forma de trébol encajaban perfectamente en la temática de este día y las he acompañado con una crema típicamente irlandesa, la crema Baileys.
 
La receta de las tortitas está adaptada del libro Le Cordon Bleu
 
 
 
 
 
Ingredientes
 
225 gr de harina
30 gr de azúcar
50 gr de mantequilla
2 huevos
300 ml de leche
1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
1 cucharada de esencia de vainilla
 
Para la crema
200 ml de nata (30% M.G)
1 cucharada de azúcar
4 cucharadas de Baileys
 
Virutas de chocolate para decorar
 
 
Preparación
 
Thermomix
Vertemos en el vaso los huevos junto con el azúcar y la mantequilla en textura pomada, programamos 30 seg. a velocidad 2. Añadimos la leche y la esencia de vainilla y mezclamos unos segundos más. Incorporamos la harina tamizada junto con el bicarbonato y programamos 1 minuto a la misma velocidad. Dejamos reposar la mezcla un mínimo de 20 minutos en la nevera.
 
Sin TMX, el procedimiento será el mismo pero habrá que mezclar con unas varillas.
 
Pasado este tiempo, pincelamos la sartén y el molde donde vayamos a hacer las tortitas con mantequilla derretida. Con la sartén caliente y el molde en el centro de ésta, añadimos una porción de la mezcla en el molde y dejamos cuajar hasta que empiecen a formarse burbujitas, aprox. 3 minutos. Le damos la vuelta y dejamos cuajar otros 3 minutos o hasta que las tortitas estén doradas.
 
Retiramos las tortitas sobre un plato cubiertas con un paño para que no se enfríen. Mientras, procedemos hasta acabar con la masa.
 
Para la crema, semimontamos la nata en la thermomix a velocidad 3, agregamos el azúcar.
Retiramos a un bol y añadimos el Baileys, mezclamos con movimientos envolventes.
 
Servimos las tortitas acompañadas con la crema irlandesa de Baileys y unas virutas de chocolate.
 
 
NOTA: las tortitas se puede servir tanto frías como calientes, al gusto. Yo las prefiero calientes que con la crema fría hará un contraste de temperatura ideal.
 

 
 











.

jueves, 13 de marzo de 2014

Nachos con salsa de queso, guacamole y pico gallo

El fin de semana está a la vuelta de la esquina y que mejor manera de darle la bienvenida que con un picoteo muy internacional.
 
Hoy en día encontramos en el supermercado preparados de salsas para todos los gustos, pero donde se ponga la versión casera que se quite todo lo demás, así nos aseguramos de lo que estamos comiendo.
 
Ideal para cenas informales o para esos días que no apetece cocinar. 
 
 
 
 
 
Ingredientes
 
Nachos
1 aguacate
Unas gotas de limón
Aceite
Sal y pimienta
 
Para el pico gallo
1 tomate maduro
1/2 cebolleta
Aceite
Sal
 
Para la salsa de queso
200 gr de queso cheddar
150 ml de leche evaporada
1 cucharada de mostaza
1 cucharada de mantequilla
Perejil fresco
 
 
Preparación
 
Cortamos el aguacate por la mitad longitudinalmente, retiramos el hueso central y sacamos la carne del aguacate con una cuchara. Lo metemos en un bol, salpimentamos y añadimos unas gotas de limón y un chorrito de aceite. Con un tenedor machacamos el aguacate, no importa que queden trozos. Reservamos.
 
Cortamos el tomate a daditos y la cebolleta en brumoise. Mezclamos junto con el aceite y la sal y reservamos.
 
Para la salsa de queso, vertemos la leche evaporada junto con la mantequilla en un cazo. Añadimos el queso troceado o rallado y la mostaza. Dejamos cocer a fuego medio-bajo hasta que el queso se deshaga por completo y empiece a espesar. Agregamos el perejil bien picado y retiramos del fuego.
 
Colocamos los nachos en un plato, salseamos por encima de manera repartida. Añadimos el guacamole y el pico de gallo coronando el plato.
 
Servimos enseguida.
 
 
NOTA: El pico de gallo es una variedad de ensalada muy típica en Mexico, y sirve para acompañar al guacamole u otras preparaciones. También se le añade cilantro y chile picado, yo he obviado ambos ingredientes.
 
 











.

lunes, 10 de marzo de 2014

Strudel de manzana, dátiles y requesón

Un postre sencillo, rápido de hacer y muy resultón, poco más se puede decir de este rico strudel.
 
Se puede servir o bien caliente o frío acompañado de una bola de helado, caramelo, salsa inglesa o bien sólo, al gusto del comensal.
 

 
 
 
 
 
Ingredientes
 
8 láminas de pasta filo
3 manzanas
100 gr de dátiles deshuesados
20 gr de azúcar
1 cucharadita de canela en polvo
150 gr de requesón o queso fresco
Mantequilla
 
Total: 8 strudel
 
 
Preparación
 
Empezamos pelando y cortando las manzanas en daditos. En una sartén, derretimos una cucharada de mantequilla y añadimos la manzana. Agregamos el azúcar y la canela y lo dejamos a fuego medio hasta que empiece a coger color. Añadimos los dátiles picados y dejamos unos minutos más para que se mezclen los sabores. Dejamos entibiar.
 
Separamos una lámina de pasta filo y la pincelamos con la mantequilla restante derretida. En el centro de la oblea desmenuzamos una porción de requesón y encima añadimos la manzana. Doblamos la pasta desde un extremo haciendo un rollito, plegamos los laterales hacia dentro para evitar que se salga el relleno y acabamos enrollando hasta el final. 
 
Procedemos del mismo modo con el resto.
 
Colocamos los rollitos en la bandeja de horno con la obertura hacia abajo y horneamos a 180º durante 15 minutos o hasta que la superficie esté dorada y crujiente.
 
 


 
 
 
 
 
 
 
 
.

jueves, 6 de marzo de 2014

Dorada al horno con cítricos e hinojo

El pescado es una muy buena fuente de energía y nos aporta pocas grasas siempre y cuando lo cocinemos en el horno o al vapor, como es el caso de esta receta.
 
Aprovechando que todavía hay buenos cítricos, nos hemos marcado una dorada con mucho sabor y el aporte de hinojo nos favorecerá las digestiones.
 
 
 
 
Fuente: Revista Lecturas cocina
 
 
Ingredientes
 
4 doradas enteras de ración
2 naranjas
2 limones
2 pomelos
1 bulbo de hinojo (reservamos unas hojas para decorar)
1/2 vaso de vino blanco
Sal y pimienta blanca
 
 
Preparación
 
Pedimos en la pescadería que nos limpien las doradas de escamas y tripas y nos hagan un par de cortes para el horno.
 
Cortamos el bulbo de hinojo en láminas finas y reservamos.
 
Cortamos un limón, una naranja y un pomelo a rodajas, con el resto preparamos el zumo de cítricos. Reservamos.
 
En una bandeja de horno, hacemos una cama con la mitad de los cítricos y la mitad de hinojo. Encima disponemos las doradas previamente salpimentadas y cubrimos con el resto de cítricos e hinojo, dejando algunas rodajas para introducir en los cortes. Regamos con el vino, el zumo de cítricos y un chorrito de aceite.
 
Horneamos a 180º durante 20-25 minutos dependiendo del tamaño del pescado. Pasado este tiempo, si vemos que el interior todavía no está hecho, dejamos un rato más.
 
Durante la cocción, vamos regando el pescado con el jugo que vaya soltando para que quede más jugoso.
 
Decoramos con las hojas de hinojo.
 
 
NOTA: el tiempo de horneado es orientativo puesto que no todos los hornos funcionan igual, dependiendo si tienen la función de ventilador o no tardará más o menos tiempo. Al igual, el tamaño de cada pieza de pescado también influirá. La mejor manera para saber los tiempos es ir vigilando de vez en cuando el interior. También es importante no pasarnos con la cocción, para evitar que nos quede seco.
 
 












.

lunes, 3 de marzo de 2014

Torta de chocolate con mandarinas

A esta torta de chocolate le tenía yo ganas desde hace un par de años, pero por un motivo u otro se me pasaba la época de las mandarinas dejando mi gozo en un pozo.
 
Este año, parece ser que todos los astros se han alineado para que pudiera hacerla y disfrutarla. Una de las razones fueron las mandarinas caramelizadas para el reto de Tía Alia y así aproveché para hacer también esta torta para chocoadictos y muy golosos.
 
Es una torta sin harina, húmeda, compacta con una costra crujiente y algo empalagosa pero no dejéis de comeros un trocito aunque sea, es adictiva, aviso, y quien avisa no es traidor jeje.
 
Ahh, y no os dejéis engañar ni os achantéis por el aspecto del caramelo, no es nada difícil de hacer y queda espectacular.
 
 

Fuente: Revista Lecturas cocina


Ingredientes

200 gr de chocolate Nestlé postres
1 cucharada de cacao puro en polvo Valor
175 gr de azúcar
100 gr de mantequilla
3 huevos
Zumo de 2 mandarinas

10 mitades de mandarinas acarameladas
100 gr de azúcar
1 cucharada de agua


Preparación

Exprimimos el zumo de las mandarinas y lo vertemos en un cazo junto con la mitad del chocolate. Dejamos que éste se deshaga por completo y retiramos del fuego.
 
En un bol, mezclamos la mantequilla en textura pomada junto con el azúcar, los huevos y el cacao en polvo. Incorporamos la mezcla de chocolate deshecho y mandarina y mezclamos todo bien hasta integrar. Añadimos el resto de chocolate cortado a trocitos pequeños y movemos para repartirlo.
 
Engrasamos un molde con mantequilla y harina (desechando el exceso) y vertemos la masa.
 
Horneamos a 160º durante 50 minutos. Pasado ese tiempo pinchamos con un palillo y si sale limpio retiramos la tarta del horno. Hay que tener en cuenta que es una torta húmeda y compacta. Dejamos enfriar por completo.
 
Si hacemos las mandarinas acarameladas en ese mismo momento, aprovecharemos el caramelo restante para hacer la decoración, sino preparamos el caramelo expresamente.
 
Para el caramelo, vertemos el azúcar y el agua en un cazo y dejamos que el azúcar empiece a deshacerse y caramelizarse.
 
Desmoldamos la torta, colocamos las mandarinas encima a modo de presentación.
 
Untamos un tenedor en el caramelo y levantamos dejando caer el caramelo en hilo por la superficie de la torta desde una cierta altura. Para formar los hilos fácilmente cuando el caramelo empiece a entibiarse y no caiga por si sólo, nos ayudamos con la otra mano estirando del caramelo hacia abajo formando hilos y retorciéndolos al gusto.
 
 
NOTA: a la hora de hacer el caramelo, es importante no mover el azúcar hasta que ésta no empiece a deshacerse y coger un color dorado, de lo contrario se formará un engrudo con el azúcar que será difícil de deshacer, tened paciencia.



 
 












.

Quizá te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
? 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18