martes, 29 de marzo de 2016

Quiche de kale a los cuatro quesos

Poco o mucho ya habremos oído hablar de la verdura de moda por excelencia, la kale o col rizada. Protagonista de múltiples dietas, de nuevos etilos de vida saludables, de mercados ecológicos... y es que es todo un descubrimiento lleno de propiedades entre las que destaca su alto contenido en calcio, fibra y vitaminas, antiinflamatorio natural, antioxidante y con propiedades anticancerígenas.

Ya es un imprescindible en mi nevera.





Ingredientes

1 masa quebrada
4-5 hojas de kale
2 cebollas rojas
75 gr de queso brie
75 gr de queso azul (roquefort, gorgonzola, cabrales...)
75 gr de queso de cabra
75 gr de queso parmesano
200 ml de nata
3 huevos
1/2 cucharadita de nuez moscada
Sal y pimienta


Preparación

Cortamos las cebollas en juliana fina y las pochamos a fuego medio en una sartén con un chorrito de aceite hasta que estén transparentes y caramelizadas en sus propios azúcares. Reservamos.

Lavamos las hojas de kale, desechamos el tronco y las cortamos finamente. En la misma sartén donde habíamos hecho las cebollas, salteamos la kale hasta que estén ligeramente doradas y crujientes.

En un bol, mezclamos los huevos junto con la nata y añadimos los quesos desmenuzados. Salpimentamos al gusto y espolvoreamos con nuez moscada. A continuación, agregamos la cebolla caramelizada y la kale salteada, mezclamos bien.

Disponemos la masa quebrada sobre un molde previamente engrasado y lo adaptamos a la superficie. Vertemos el contenido de la quiche y horneamos a 180ºC durante 20-25 minutos. Pasado este tiempo, pinchamos con un palillo para comprobar que está cuajada.


NOTA: se puede consumir tanto fría como templada, al gusto. Los quesos pueden variar dependiendo del nuestras preferencias.
















.

martes, 22 de marzo de 2016

Sugerencias de recetas para Semana Santa

Durante estos años de blog he ido preparando varias recetas típicas de Semana Santa, son todas las que están pero no están todas las que son.
 
Aquí os dejo un recopilatorio para que os animéis a elaborarlas durante estos días.
 

 
 

 
 
Espero poder ir ampliando el recetario tradicional en años posteriores, no sólo con recetas típicas de nuestra tierra sino que también pretendo cruzar fronteras y poder aprender a hacer otras internacionales, todo se andará...






.

sábado, 5 de marzo de 2016

Pan chino

Cada vez me gusta más experimentar con la cocina internacional, probar nuevos sabores y técnicas de cocinado. Así que cuando The Cooking Chef propuso cocinar un plato inspirado en Ching-He Huang no me lo pensé dos veces y esta es mi aportación, un pan chino cocinado dos veces, la primera cocción se hace al vapor para posteriormente freírlo y que quede bien crujiente por fuera y tierno por dentro.
 
Este pan es un buen acompañamiento para el pollo al limón.
 
 
 
 
 
Ingredientes
 
300 gr de harina de fuerza
150 gr de leche
40 ml de agua
20 gr de azúcar
20 gr de levadura fresca
7 gr de sal
1 cucharadita de aceite
1 cucharada de manteca de cerdo ibérica
Aceite de girasol o de oliva suave para freir
 
Total: 6 panecillos grandes (según tamaño)
 
 
Preparación
 
En primer lugar, deshacemos la levadura en la leche templada.
 
En un bol mezclamos la harina junto con la sal, el azúcar, el aceite y un poco de la leche y amasamos ligeramente. A continuación, vertemos toda la leche y seguimos amasando hasta conseguir una masa homogénea.
 
Tapamos la masa con un paño y la dejamos fermentar hasta que duplique su volumen.
 
Pasado este tiempo, cortamos porciones de unos 80 gr. amasamos dándole forma de bola y dejamos que reposo unos 5 minutos más.
 
Estiramos cada bola, con un rodillo previamente aceitado para evitar que se pegue la masa, de forma alargada. Calentamos la manteca unos segundos en el microondas hasta que se derrita y pincelamos la masa con ésta. Enrollamos la masa en forma de croissant sellando bien el extremo y con un palillo hacemos una marca en el centro para darle la forma típica de este pan. Procedemos de igual forma para todos los panecillos.
 
Cortamos trozos de papel de horno más grandes que cada panecillo, los disponemos encima y dejamos fermentar hasta que doble el volumen.
 
Pasado este tiempo, disponemos los panecillos (sobre el papel de horno) en una vaporera y cocemos al vapor durante 25-30 minutos.
 
Retiramos los panecillos sobre una rejilla y los dejamos enfriar completamente (sin papel de horno)
 
Freimos en abundante aceite no demasiado caliente hasta que estén dorados y retiramos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
 
 
NOTA: podemos servir los panecillos tanto fríos como calientes pero como más buenos están son calientes.
Podemos hacer los panecillos, cocerlos al vapor y congelarlos. Cuando los queramos consumir, los descongelamos y los freímos en el último momento.
 

 
 
 








.

Quizá te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
? 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18